Los autos más robados de Panamá

Para morir de miedo: Los autos más robados en Panamá

Los desaparecen por arte de magia; las técnicas son tan variables como un libro de hechizos y se realizan con la misma malicia que un brujo, son los oscuros magos de las calles. En tan sólo minutos e inclusive segundos, inocentes desprevenidos se convierten en víctimas mirando las calles perplejos, con un sabor agrio en la boca, recorridos por un aire de vacío, su piel se pone de gallina y en medio de un ambiente nostálgico, se apresuran a llamar a la policía: un auto más ha desaparecido para pertenecer al mundo fantasmagórico, el ambiente de los que ya no se recuperan.

A los ladrones, a diferencia de los vampiros o la mayoría de criaturas que habitan nuestras pesadillas, no los detiene ni la luz del sol. Es por eso que para tener una noche tranquila, sin falta de sueño y un día sin manos sudorosas con constante paranoia, debemos tener las cosas claras: En Panamá, el robo de autos aumento un 24% en 2014, de acuerdo al Sistema Nacional Integrado de Estadísticas Criminales del país.

¿Hasta dónde llegan estos brujos por un auto?

Lamentablemente y sin profundizar en las razones sociales que los conducen a vehículos ajenos, estos seres no tienen problema en llegar muy lejos. Pueden ser astutos y sigilosos como fantasmas o fuertes y sombríos como para apuntarnos con un arma, la cual cuidan y manejan con la misma agilidad que una varita mágica. Es por esto que debemos prevenirnos con nuestros mejores escudos, antes que lamentar los maleficios.

¿Le interesas al lado oscuro?

Sin saberlo siquiera, puede que seas visto como un delicioso bocadillo para los seres que pertenecen al mundo de las pesadillas. Si compraste tu vehículo por ser fácil de maniobrar, sus repuestos son sencillos de conseguir, es rentable, duradero y “guapo”, déjanos decirte que los ladrones piensan lo mismo que tú al verlo, siendo para ellos una posible carnada. ¿Está tu carro dentro de los más robados en Panamá?

– Modelos populares como: el Mitsubishi Lancer, el Lexus y el Toyota Hilux pertenecen a la lista en riesgo, por su facilidad para disfrazarlos. Prefieren colores claros para volver a pintarlos más rápido

– Marcas conocidas y solicitadas en el país, como Toyota y Nissan también representan riesgo ya que es fácil conseguir compradores luego de robarlos o desarmar los vehículos

– De acuerdo a la Investigación Judicial el Nissan Sentra y los Hyundai Accent y Excel son vehículos estilo sedán que se reportan frecuentemente como robados

Robo de autos

En resumen, aunque cada año hay nuevos modelos preferidos, se ha reconocido la predilección por marcas japonesas dada su rentabilidad. A grandes rasgos, según el capitán Gustavo Batista, jefe de la sección de robos y hurto de vehículos del Departamento de Investigación Judicial, manejar un sedán, un 4X4 o una Pick Up, representa una amenaza ya que son modelos famosos, fáciles de vender, no son escandalosos y les permiten ser utilizados para continuar haciendo más fechorías, con el objetivo de ser desmantelados o revendidos.

No te dejes asustar

No es momento para encerrarte en casa, meterte bajo la cama y castigar a tu amado vehículo encerrándolo dentro del garaje. Puede que tu carro sea o no deseado, sin embargo siempre es bueno estar prevenido. Existen opciones como: sistemas de alarmas, vipers, inmovilizadores, multilock, GPS y el blindaje. Un poco de inversión en seguros y el conocimiento de la garantía que ofrece tu carro además de su sistema de seguridad, son ingredientes clave para disminuir el riesgo. No vamos a mentirte, lamentablemente no existen pócimas o ajo que los ahuyente, pero confía en tu intuición, manejar con cuidado e informarte son las mejores formas para que tu vehículo, aunque esté en la “wish list” de los maleantes, sea su última opción.