¿Conductor ebrio? En estos países de América Latina tienen las sanciones más altas

En Panamá se lucha por la ‘tolerancia’ cero con el alcohol y si eres detenido habiendo consumido la multa puede ascender hasta los US $2,500, pero te contamos sobre otros países de América Latina donde las multas y sanciones por manejar ebrio son más altas.

Preocupa la gran cantidad de accidentes que son causados por conductores que manejan en estado de ebriedad. Sin embargo, hay países que aplican mano dura y son menos tolerantes a la reincidencia. Conoce aquí los límites establecidos por algunos países latinoamericanos y las sanciones que aplican.

Ingerir alcohol altera tus sentidos e impide que puedas prestar la atención necesaria a la carretera a la vez que tu capacidad de reacción disminuye. Si bebes y conduces tu auto no solo estarás poniendo en riesgo tu vida, sino también la de tus acompañantes y otras personas del tránsito como conductores o peatones. Así que recuerda: ¡si tomas no manejes!

SANCIONES POR CONDUCIR EBRIO EN LATINOAMÉRICA

Multas por manejar ebrio en América Latina

Cada país cuenta con sus propias leyes y reglamentos de forma que en Latinoamérica no existe un máximo permitido común del alcohol en sangre cuando estamos conduciendo ni penas similares. Muy al contrario cada país establece unos límites y unas sanciones muy dispares, algunas de ellas bastante estrictas.

Para conocerlas, hemos recopilado algunas de las tasas permitidas y las multas más altas en países latinoamericanos.

Perú: 8 años de cárcel por atentar la vida de un tercero

Si manejas por carreteras peruanas debes saber que la tasa de alcoholemia que se considera delito es a partir de los 0.5 gramos por litro de sangre. En el caso de los choferes de transporte público el límite son 0,25 gramos.

De forma que si te detienen, te aplicarán la papeleta M2, que sanciona por “conducir con presencia de alcohol en la sangre en proporción mayor de 0.5 gramos por litro de sangre o bajo los efectos de estupefacientes, narcóticos y/o alucinógenos comprobada con el examen respectivo o por negarse al mismo”.

Tendrás que pagar una multa del 50% de una UIT, que va desde S/. 1,975 (US $598,4 al cambio actual). Además se cancela de forma inmediata el brevete y se impide obtener uno nuevo por un año.

De otro lado, existe la M1, la más grave, que sanciona por lo descrito en la M2 más el agravante de haber provocado un accidente de tránsito. En ese caso, la multa exige el 100% de una UIT (S/.3,950 o US $1,196), la cancelación del brevete y la inhabilitación para obtener una nueva licencia durante tres años.

En el caso de que atentes contra la vida de una tercera persona, el Código Penal establece en el artículo 111 que la pena será de ocho años de cárcel.

Argentina: ‘Tolerancia 0’ para el transporte público

El límite permitido en Argentina es el mismo que en Perú, 0,5 grs/litro de sangre para los conductores particulares. Sin embargo, difiere con respecto a los conductores profesionales, es decir de transporte público, Para ellos el límite permitido es 0, es decir no pueden ingerir nada de alcohol si no quieren concurrir en un delito. Por su parte, para los motociclistas el límite es de 0,2 grs/litro de sangre.

Si cometes esta falta por primera vez se te inhabilitará tu licencia de conducir por 30 días. Si reincides, el permiso será retirado durante un año. Si vuelves a reincidir por segunda vez ya puedes despedirte de tu licencia porque la ley establece que esta vez la retirada es definitiva.

¿Cuáles son las multas? En Argentina el conductor que sea detectado manejando en estado de ebriedad deberá abonar una multa de 7.500 pesos (US $502), más del doble que la anterior sanción, aunque se busca que se obligue al infractor a acudir a talleres de concientización.

Chile: enfocados en la tolerancia cero

En el país chileno la ley ‘tolerancia 0 al alcohol’ prohíbe manejar cualquier vehículo en estado de ebriedad o bajo la influencia del alcohol, no hay excepciones.

Pero ¿cuál es la diferencia entre influencia de alcohol y estado de ebriedad? Todo radica en la cantidad de gramos por mil de alcohol en la sangre. Si tiene más de 0,3 hasta 0,79; el conductor está bajo la influencia del alcohol. Si tiene 0,8 o más; está en estado de ebriedad.

¿Y las sanciones? Todo depende si se conduce bajo la influencia del alcohol o en estado de ebriedad; de si se causaron daños o lesiones y de si es la primera vez que lo sorprenden o no.

Cabe resaltar que en todos los casos se trata de una pena compuesta, que consta de una pena privativa de la libertad más multa, suspensión o cancelación de licencia.

Una situación leve sería si es que una persona conduce bajo la influencia del alcohol, pero sin antecedentes y que no haya causado daños o lesiones. De ser así, se suspende la licencia de conducir por 3 meses y una multa de 1 UTM ($ 45.907,00 pesos chilenos o $ 69,89 dólares americanos); o 5 UTM ($ 229.535,00 pesos chilenos o US $ 349,47).

La situación más grave se trataría de un caso de conducción en estado de ebriedad, con reincidencia y ocasionando lesiones gravísimas o muerte. La sanción es penas de cárcel de entre 3 años a 5 años, retirada de la licencia de por vida, más una multa de 20 UTM ($ 918.140,00 pesos chilenos o $ 1.397,90 dólares americanos ) u 80 UTM ($ 3.672.560,00 pesos chilenos o $ 5.591,60.

Ecuador: Alcohol más volante, igual a cárcel asegurada

Multas más altas en países de Latinoamérica por manejar en estado de ebriedadEn Ecuador, según el artículo 385 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), las sanciones a los conductores ebrios varían según el nivel de alcohol en sangre detectado. Si el infractor tiene un nivel de alcohol en sangre de entre 0,3 y 0,8 gramos, este deberá pagar 340 dólares. Pero no solo eso, también perderá cinco puntos en su licencia de conducir y pasará cinco días en la cárcel.

Y las sanciones se vuelven más duras. Si el nivel de alcohol por litro de sangre supera 1,2 gramos, el juez aplicará una multa de 1.020 dólares, equivalente a tres salarios básicos. De ser así, el conductor permanecerá 30 días en prisión y su licencia sería suspendida por 60 días.

En el caso de los conductores de vehículos de transporte público liviano o pesado, comercial o de carga; la tolerancia al consumo de cualquier sustancia estupefaciente o psicotrópica es cero, y un nivel máximo de alcohol de 0,1 gramos por cada litro de sangre.

México: sanciones más leves

En México el límite para poder conducir es de 0.40 grados de alcohol, cantidad que equivaldría a una copa de vino o sólo una cerveza. Sin embargo, esta cantidad puede variar según diversos factores que influyen en el cuerpo para que el alcohol pase a la sangre y luego al aliento con mayor rapidez.

A quien conduzca un vehículo y se le detecten entre 81 a 130 miligramos de alcohol por 100 mililitros de sangre, o de 0.41 a 0.65 miligramos de alcohol por litro de aire espirado; se le arrestará por doce o veinticuatro horas.

En caso de ser mayor a 130 miligramos, la detención sería por tres días.

Panamá: más penalizaciones en el nuevo reglamento

Desde el pasado año el gobierno panameño ha puesto más mano dura para terminar con el consumo de bebidas alcohólicas o intoxicación por estupefacientes durante la conducción.

En Panamá se busca conseguir la ‘tolerancia cero’. Por ahora los conductores sorprendidos con grado 10 hasta 50 de alcohol por miligramos por decilitros de sangre ó grado 5 hasta 24 microgramos por decilitro de aire solo recibirán una advertencia verbal y no serán sancionados.

Si el nivel de alcohol va de 51 hasta 85 por miligramos por decilitros de sangre o 25 hasta 40 microgramos por decilitro de aire se considerará como ‘aliento alcohólico’ y el conductor deberá pagar una multa de 150 dólares a la vez que pierde 5 puntos en su licencia.

En caso de que el conductor sea detectado con 86 o más de alcohol por miligramos por decilitros de sangre o 41 o más microgramos por decilitro de aire será multado, se le retirará la licencia por tres meses y deberá acudir a una charla de concienciación.

En caso de reincidencia la multa será de $300 y seis meses de suspensión más la asistencia a una charla o seminario. ¿Qué pasa si reincide por segunda vez? En ese caso el conductor deberá abonar la cantidad de $1,500, se le quita el vehículo, se suspende la licencia por tres años y se debe asistir a una charla. En caso de volver a caer una tercera ocasión ya la multa es de $2,500 y se le cancela de forma definitiva el permiso de conducir.

Brasil: Tolancia cero real

Desde 2008 existe en Brasil una ley aprobada por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva que establece la prohibición de manejar un vehículo con alcohol en la sangre, sea cual sea el grado. La ley también endureció las penas a los conductores ebrios.

Cabe mencionar que la tasa de alcoholemia permitida ha pasado en Brasil de 0,6 gramos por litro de sangre a 0 gr/litro. Además, antes no era obligatorio someterse a la prueba de alcoholemia, sino que era opcional. Por supuesto ahora estás obligado a realizarla, un paso muy positivo en la lucha contra el alcohol al volante.

Actualmente, si eres detenido en una vía brasileña y el alcoholímetro indica una tasa que supere los 0,0 gramos deberás pagar unos 600 dólares, perderás tu licencia durante un año y estarás cometiendo una sanción contemplada como ‘gravísima’.

El motivo de este importante cambio de legislación en 2008 es que el gobierno brasileño conoció a través de un estudio que, durante los cuatro años anteriores, el 80% de las personas fallecidas en accidentes de tráfico presentó restos de alcohol en sangre. Sin duda un dato tristemente revelador.