Seguridad Panamá

La seguridad es lo primero: Que no te dejen sin auto

Spread the love

Un auto se convierte en un integrante más de la familia. Te demoraste ahorrando para comprarlo y andar en él es tan gratificante como haberlo elegido entre todos los modelos ofertados; sin embargo, en Panamá, existen ladrones tan astutos y rápidos que hacen que tu vehículo desaparezca por arte de magia. El robo de autos ha aumento un 24% en 2014, de acuerdo al Sistema Nacional Integrado de Estadísticas Criminales del país y no queremos que esta cifra se mantenga y suba, por lo que hemos creado este artículo para que nadie te dejen sin auto.

 

No es una casualidad que te hayan seleccionado como víctima. El robo es una actividad planeada, por lo que una serie de acciones y características tuyas te hacen más vulnerable sin que te des cuenta. Los ladrones son estudiosos de comportamiento y observadores, por lo que te recomendamos darle una breve ojeada a tu rutina diaria ¿Qué opinas de la siguiente lista de recomendaciones?

Lugares vigilados: Aunque te demores mucho tiempo encontrando un lugar adecuado, no te dejes tentar por el estacionamiento fácil, estacionarte en el spot disponible, ubicado en el lugar más oscuro y menos vigilado de la calle ya no es una opción. Pistas para encontrar el lugar adecuado es observar qué tan transitada es la calle, pregúntate cómo son los otros autos estacionados y mira si hay pedazos de vidrios sobre la calle, esto es señal de altercados anteriores.  

Seguridad PanamáCiérralo con cuidado: Parece algo muy sencillo. Cierra bien las puertas y ventanas del coche. A veces por ir de prisa o transportar otros pasajeros, podemos descuidar estos detalles al estacionarnos. Una vez fuera, guarda las llaves de manera sigilosa y en un sitio estratégico, recuerda siempre que hasta las paredes tienen ojos.  

Cuida tu paseo: Sabemos que es un placer conducir con las ventanas abajo y a veces los seguros no parecen necesarios si estamos dentro del coche. Lamentablemente ya no se puede tener esta confianza siempre. Una puerta forzada, un vidrio roto, un arma y los segundos que dura el semáforo es todo lo que basta para que te encuentres con un auto asaltado o peor aún, fuera de tu vehículo.

Desconfía: Suena feo lo sabemos y estamos seguros que todavía existe gente buena pero ahora la tendencia es el engaño. Ahora los ladrones atentan contra la ingenuidad, por lo tanto, duda cuando alguien te llame la atención, sea cual sea la forma o la excusa, la cual puede variar de un grito, un papel en la ventana e incluso un pequeño choque a propósito, todo para que bajes del vehículo y les des acceso al mismo. Intenta no distraerte fácilmente y actúa fuera del vehículo de manera eficiente y breve.   

No tientes: Aunque dejes tu auto en el lugar indicado, procura no poner objetos de valor a la vista. Evita enseñar lo que los ladrones buscan encontrar. Utiliza la cajuela, esconde tus objetos de valor o todo lo que delate que puedes traer mercancía valiosa. Por otro lado, si vas a cargar cosas en tu auto o vas al banco, sé un poco más exagerado con estas recomendaciones.

Equípate: La seguridad del auto también puede recaer en algunos dispositivos, entre ellos los tornillos antirrobo para las ruedas, estos representan en un obstáculo para el ladrón que busca ser ágil y silencioso, por lo que tu auto no será una buena opción para él. Otra alternativa es un localizador GPS. Aunque sea una medida extrema y algo negativa, porque asume que ya perdiste el coche, este dispositivo se asegura que regrese a casa; otra forma es grabar las lunetas, ya que si lo roban y camuflan, siempre podrás identificarlo.  

Es ahora o nunca. No esperes un día más para poner en práctica estas fáciles acciones que te van ahorrar un susto, un mal rato y una gran pérdida. Se precavido, anticípate y siempre actúa con astuta discreción. Investiga además sobre seguros de autos, existe una gran variedad que se acomodan a diferentes necesidades. No seas negativo y ayudemos a que el porcentaje presentado al inicio empiece a bajar.